Friday, April 03, 2009

El juicio del tambor

"Con el primer eslabón se forja la cadena. La primera palabra censurada, la primera idea prohibida, la primera libertad negada nos encadena a todos sin remedio. La primera vez que la libertad de cualquier hombre se trunca, todos la perdemos.

Decimos que hemos avanzado, torturar herejes y quemar brujas, es parte del pasado, pero, sin habernos dado cuenta, la historia se repite una y otra vez. Los villanos que se retuercen los bigotes son fáciles de identificar, los que se esconden tras las buenas obras son indetectables y siempre habrá alguien dispuesto a actuar, propagando el miedo, en nombre de la Justicia.

Velaremos, ese es el precio que debemos seguir pagando."

Discurso del Capitán Jean Luck Picard en "Star Trek: Nuevas Generaciones", temporada 4ª, capítulo 21.


Al fin cumplí un sueño de niñez; ver la saga completa de Star Trek. Desde el Capitán Archer hasta la Guerra con el Dominio, desde los sesenta del siglo pasado hasta los políticamente correctos y tecnológicamente punteros principios del siglo XXI. Los racionales y flemáticos vulcanos, los terroríficos Borg, los espirituales bajoranos y betazoides, los guerreros Klingon, los totalitarios cardasianos y mercantilistas Ferengi, los misteriosos y traicioneros romulanos... y los extraños humanos: Son los únicos que no aceptan su naturaleza y buscan siempre redimirse moralmente.
Me faltan por ver los episodios más recientes, Phase II, que es la continuación de la serie original con temáticas que en aquel entonces ni de lejos se hubieran atrevido a abordar o incluso aún no existían; el SIDA, la eugenesia, la homosexualidad explícita, el auge del Creacionismo, la contraprogramación televisiva y las propias luchas intestinas y evolución de las televisiones donde hoy Star Trek nunca hubiera pasado del primer episodio atendiendo a su primer índice de audiencia, y la propia revisión en sí del universo de la serie y las razas que lo conforman. Los tiempos han cambiado tanto que es una continuación por internet hecha por hijos y nietos de seguidores ... para Gene Roddenberry, creador de la serie, quien subió a los cielos desde la base aérea de Gando en Gran Canaria, debió ser un orgullo crear algo que trascendiera a otra generación. Hoy día en que el trabajo vale tan poco son muchos los que trabajan sin haber sentido aportar algo para el futuro.
El episodio del "Juicio del Tambor" fue uno de los que más me gustó en Nuevas Generaciones, así como el de "A su manera" en Deep Space 9. Los juicios del tambor fueron famosos durante la Guerra de Secesión; un juicio en el mismo campo de batalla, rápido y firme, para juzgar la cobardía, la deserción o la desobediencia. Tan rápido era que la mesa era la piel de un tambor y el tañido sobre ella la apertura y cierre de la sesión.
Se volvieron famosos porque estos consejos de guerra se convirtieron en un instrumento eficaz para la impunidad de los poderosos; la justicia rápida acaba con la disidencia y los jueces muchas veces eran oficiales borrachos, bien por el alcohol o bien por la prepotencia, de más nublado juicio que el desertor. Así, lavar el honor de la batalla se volvía un apaño personal para tapar las vergüenzas de una derrota conseguida por decisiones no tomadas con consenso ni tratando de llegar a buen puerto en la contienda.
Así también seguimos juzgando hoy las más de las veces. Es difícil ser justo, pero todavía más cuando no se quiere.
Mientras tanto como dijera la Capitán Catherine Janeway; "-Un paso a la vez."